El reparto del tiempo durante un día en el Monasterio es aproximadamente de la siguiente forma:

-5 horas y media de oración,
-6 horas y media de trabajo y estudio,
-8 horas de descanso, y
-4 horas entre comidas, recreaciones y tiempo libre.

El reparto de estas actividades depende de las circunstancias del monasterio.

En Noja, este año, un día monacal es así:

-6,30 Levantarse a toque de campana: “Es Cristo quien llama”. “Aquí estoy, Señor”.
-7,00 Ángelus, ofrecimiento y formación.
-7,30 Oficio de Lecturas

-8,00 Desayuno
-8,15 Oración y Laudes
-9,00 Santa MISA y Hora Tercia
-10,00 Arreglo de la celda
-10,20 Trabajo y estudio
-13,20 Lectura espiritual, Ángelus y Hora Sexta
-14,00 Comida
-14,30 Recreación
-15,00 Silencio estricto en la celda

-15,30 Hora Nona
-15,45 Tiempo de formación religiosa, artística, cultural... o tiempo libre
-18,30 Exposición del Santísimo, Santo Rosario
-19,00 Vísperas
-19,30 Oración
-20,30 Reserva del Santísimo y cena
-21,00 Recreación
-22,00 Completas
-22,30 Silencio mayor, en las celdas y... a dormir en la paz del Señor y en los brazos de Nuestra Santísima Madre.

Este es el horario de invierno. En verano (que se reduce a mes y medio) se dedica más tiempo al trabajo y menos a la formación, ya que como trabajamos en repostería y es el tiempo en que el pueblo está lleno de veraneantes, hay que aprovechar para que durante todo el año tengamos el “pan nuestro de cada día”.

Los domingos y fiestas tenemos más tiempo libre por la mañana y de convivencia comunitaria por la tarde.
Todas las hermanas pasan por la cocina, una cada semana; pero en las fiestas siempre se ofrecen ayudantes voluntarias.